Mi primer beso

11 November 2011 | 0


Yo recuerdo mi primer beso y seguro que todos recordareis el vuestro. Es algo normal teniendo en cuenta que mi primer beso, para mí, fue algo importante, difícil de describir con palabras. No recuerdo mi primer beso por ser el más maravilloso del mundo, sino por ser el inicio de un montón de besos más que irían mejorando al largo del tiempo y las personas con las que he estado.

Es normal que tengáis dudas respecto al primer beso si nunca habéis besado a nadie. De hecho, yo en mi primer beso las tenía, sobretodo porqué estaba demasiado contaminado por películas o novelas románticas como para no tenerlo del todo idealizado. Recuerdo que antes de mi primer beso, siempre andaba preguntándome como sería besar a otra persona, qué movimientos debería hacer o cómo debería comportarme. De hecho, recuerdo estar buscando de manera constante frases de besos y de esta manera aprender a besar.

Si tú también estás obsesionado con las formas de besar en tu primer beso, debo decirte que tengas paciencia y estés tranquilo.  El primer beso debes disfrutarlo y no debes estar pendiente constantemente de la forma y de la táctica. Recuerdo que cuando conocí a la chica que me gustaba y empezamos a tontear, empecé a buscar de manera prácticamente maniaca la manera de dar los primeros besos: busqué en revistas, internet, pregunté a amigos, etc. Para mí saber dar un beso en mi primer beso era imprescindible.

Mi primer beso, algo que sucedió de manera espontánea

Sin embargo, la realidad es bien distinta. Recuerdo que mi primer beso ni siquiera fue previsto, fue algo tan natural, algo que sucedió de manera tan espontánea, que todo lo que había leído, buscado y pedido sobre ello no sirvió para nada.  De hecho el beso salió sólo, no precisamente fue un beso de bandera, de aquellos que salen en la tele y que luego todo el mundo reproduce en su muro de Facebook. No, más bien fue un beso torpe, inocente y tierno. Y sí, estoy seguro que fue mucho más hermoso que si hubiera sido un beso estudiado y perfecto: al fin y al cabo mi primer beso tenía que ser así.

Me equivoqué al querer controlar mi primer beso, no hagas tú lo mismo

Es por ello que no debes obsesionarte en tu primer beso, debes ser capaz de disfrutar de la persona con la que estás sin temer meter la pata o besar mal. No existen besos malos, eso es lo que comprendí yo en mi primer beso. Los besos pueden ser más o menos ortodoxos, pero eso no los hace de peor calidad. Un beso es mejorable, de acuerdo, pero todos los besos son válidos cuándo se habla de amor y de dos personas que comparten sentimientos una por la otra. Yo sé que en mi primer beso a mi pareja le gustaba, y a mí me gustaba ella, y en definitiva eso es lo más importante.

Así que si tienes nervios por no saber si darás dar la talla en tu primer beso, ten presente esto: no te preocupes de cómo saldrá, preocúpate por disfrutar de ello. Esta es la máxima que aprendí en mi primer beso.

No obstante, en cómo besar encontrarás un manual completo para saber cómo dar un beso y saber cómo conquistar a una mujer.

Share



Leave a Reply

Trackback URL | RSS Feed for This Entry