Causas y consecuencias de la infidelidad: la lucha contra la atracción interpersonal

14 octubre 2011 | 0


¿Qué es la infidelidad? La infidelidad es la acción de mantener relaciones esporádicas o repetidas con alguien que dista ser tu pareja, sin su conocimiento ni consentimiento. Este tipo de encuentros se hacen en secreto, con la voluntad expresa de que la otra persona nunca sepa nada para así no ver dañada la relación de pareja.

Durante mucho tiempo se ha hecho creer que la infidelidad era algo de naturaleza masculina, viril y por tanto, comprensible. Sin embargo, en el actual panorama social en el que las viejas convenciones se han roto, se ha demostrado que la infidelidad sigue el mismo patrón en hombres y mujeres, siendo consecuencia, muchas veces, de problemas conyugale, relaciones de parejas complicadas o inseguridades.

La infidelidad es, en lo que ha relaciones de pareja se refiere, un cáncer, y una de los grandes hándicaps en las rupturas de pareja.

¿Qué es lo que puede llevar a una persona en pareja a caer en la infidelidad?

Las relaciones tienen diversas etapas, como muchos de vosotros sabéis. Por un lado está la primera, la del enamoramiento, en la que uno no ve los defectos de la otra persoa, en la que el ardor y la pasión están en la orden del día, en la que sientes mariposas en el estómago cuándo la ves aparecer. Luego está la segunda, que suele producirse al año de estar con una persona, y que deriva en el amor, en el que se empiezan a ver los defectos de la otra persona, en la que esas pequeñas cosas que en un principio no nos gustaban empiezan a parecernos de mal gusto, en la que hacer el amor ya no es una prioridad, por mucho que continuemos teniendo arranques de pasión; y por último la tercera fase: el amor cómplice, que suele producirse a los dos o tres años de estar en pareja y en el que tras aceptar a la otra persona tal y como es, se empieza a construir un proyecto de futuro en el que la complicidad y el cariño están por encima del deseo.

¿Infidelidad causas? Muchas personas en esta última fase caen en la apatía y la desidia. La rutina llama a su puerta, esa persona que antes les hacía palpitar de amor, ahora es una constante, alguien que siempre está, que ya no es nuevo. Sin embargo, en nuestra vida, siguen apareciendo personas, que por el contrario, si que alimentan esa novedad. La atracción interpersonal existe y por eso es común que sintamos atracción por otras personas que no sean nuestra pareja, es en este punto, en este peligroso punto, cuándo la infidelidad puede volverse un peligro.

¿Sentir atracción por otras personas significa irremediablemente que vamos a caer en la trampa de la infidelidad?

No, por supuesto que no. Los seres humanos somos animales, y como tal, es normal que al largo de nuestra vida nuestro instinto haga que sintamos interés por más de una persona, de hecho es muy raro que nuestra primera pareja sea la definitiva, ya que la necesidad de experimentar con diferentes parejas sexuales es bastante común.

Sin embargo, si tienes pareja, ser infieles o no serlo, es una decisión. Una relación de pareja es un  pacto entre tú y la otra persona y como tal es decisión tuya respetarlo o no. Es verdad que muchas veces el instinto es traicionero, pero si tienes claros tus sentimientos y tu relación, las ganas de conservarla en el tiempo harán serán suficientes para que puedas reprimirte. La infidelidad en la pareja es una decisión.

¿La infidelidad es incompatible con el amor?

Ser infiel a tu pareja o sentir necesidades de serlo, no es una demostración definitiva de qué hayas dejado de quererla, aunque sí es un indicativo importante de que tenéis problemas y de qué debéis hablar de ellos. Muchas relaciones necesitan pasar por un pequeño bache o una pequeña crisis para afianzarse y hacerse más fuerte, sin embargo, perdonar una infidelidad es muy complicado y pocas veces funciona, quién no ha oído la frase: ¿si lo ha hecho una vez quién nos dice que no pueda hacerla una segunda?.”

Piensa en los estigmas que suelen generar este tipo de comportamientos, al fin y al cabo, ¿qué pensarías de una mujer con novio que andara tonteando con otros?

¿Cómo puedo luchar contra la infidelidad y la atracción interpersonal?

La mejor lucha contra la infidelidad empieza por tener relaciones de pareja  sanas y no relaciones de pareja complicadas. No dejar que la rutina mate el deseo, hacer cosas juntos, plantear un futuro lleno de planes y proyectos, hará que el valor de vuestra relación suba y que por tanto, el deseo de conservar a tu pareja sea superior al de destruirla.

En definitiva: mima tu relación  ya que una atracción interpersonal es pasajera mientras que el amor de verdad dura para siempre. Con esta gran premisa podrás hacer frente a la infidelidad.

Share



Leave a Reply

Trackback URL | RSS Feed for This Entry