Conoce los 5 mitos sobre la atracción

22 May 2011 | 0


Muchas veces vemos películas o leemos novelas en las que nos pintan la atracción cómo un fenómeno al que se adhieren unas características específicas que no tenemos porqué tener. El caso es que el imaginario sobre el mundo de la atracción es difícil de abarcar. A continuación os dejamos los 10 mitos sobre la atracción que debes conocer:

1. Para atraer a una mujer hay que se atractivo.Aunque un hombre guapo tenga más facilidades que un hombre que no lo es, a todas luces se sabe que una mujer no sólo se conquista por nuestra cara bonita. Muchos estudios demuestran que muchas veces entre varios hombres la mujer acaba sintiéndose más atraída por aquél que tiene algo que lo hace especial (como pueden ser unos ojos bonitos o una dulce sonrisa), que por un cuerpo 10. Así que a la hora de atraer a una mujer, esta no debe ser una de nuestras prioridades.2. La atracción es sólo física. No, rotundamente. Aunque la atracción en un nivel más primitivo pueda ser únicamente debida a factores físicos, lo cierto es que existe muchos otros factores, como pueden ser los psicológicos. Puedes sentirte atraído por una persona después de conocerla porqué te gustan sus ideas o su manera de ver el mundo.

3. En la atracción lo que cuenta es acabar en la cama. Aunque la atracción suele ser una atracción sexual en la que ambas partes sienten necesidades recíprocas de practicar sexo, lo cierto es que no toda atracción tiene como último interés el sexual. Uno puede sentirse atraído por alguien de su mismo sexo sin ser homosexual, simplemente porque esa persona le parece interesante o le transmite buen rollo.

4. La atracción se puede provocar. Aunque hay técnicas para atraer a una mujer, lo cierto es que la atracción forzada no es atracción. La atracción suele ser un fenómeno totalmente espontáneo que sucede entre dos seres vivo, es por eso que, si ya de entrada, no interesamos a una mujer, ni despertamos ningún interés erótico en ella, difícilmente será modificable.

5. Para atraer a una mujer hay que ser un caballero. Hoy en día el mundo está cambiando a marchas forzadas. El “caballerismo” está bien visto, pero pasarse de caballero puede conllevarte diversos problemas: querer pagar siempre las cuentas, abrir las puertas o hacer mención a prácticas machistas, no pueden más que traerte problemas y matar la atracción.

Share



Leave a Reply

Trackback URL | RSS Feed for This Entry